jueves, 19 de diciembre de 2013

La palabra, fuente de crecimiento



Lo que nos diferencia de otros seres, es nuestra palabra. El ser humano es, en esencia, un animal verbal. La comunicación está inscrita en nuestro ADN. 

Quizás por ello, por su cotidianidad, no todos somos conscientes del poder de la palabra respecto a terceros y a uno mismo.

La palabra puede ser fuente de crecimiento y bienestar.

Desde el Coaching, utilizando la programación Neuro-lingüística (PNL), descubrimos que la palabra facilita que los demás nos descubran como personas, pero también es favorable para nosotros mismos, porque nos ayuda en nuestro propio diálogo interior.

Nuestro diálogo interior nos condiciona. Y el cambio comienza con nuestros pensamientos.

En estos tiempos adversos es más fácil destruir que construir.

Lo negativo se impone a lo positivo. Pero para sentirse bien hay que esforzarse y tener disciplina y constancia. Tenemos que acudir al gimnasio del optimismo.

Aplícate!!

Frase: La mayor parte de las batallas son ganadas antes de ser luchadas (Sol Tzu, libro de la guerra chino del s. V a.C.)

Adjunto un video del Discurso de Al Pacino en Pulgada a pulgada. Espero te motive!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario